domingo, 2 de abril de 2017

Portugal encuentra un Salvador para Eurovisión

Salvador Sobral (c)flash.pt
Salvador Sobral es lisboeta, nacido en el día de los santos inocentes de 1989, y siempre demostró su pasión por la música, pero fue escuchando al mítico cantante de Jazz americano Chet Baker siendo estudiante de Psicología Deportiva cuando comenzó su decisión de dedicarse profesionalmente a ella. Alentado por su hermana mayor, Luisa (autora de la canción), participó en el talent portugués Idolos en 2009 finalizando séptimo.

Tras un Erasmus fallido en Palma de Mallorca - época que ha confesado estuvo llena de adicciones de todo tipo - se decantó por avanzar en sus estudios musicales en el Taller de Musics de Barcelona, ciudad donde vivió una larga temporada. Volcado en el jazz, la bossa nova y el soul, el año pasado publicó en agosto su primer álbum titulado "Excuse me" con temas en portugués, castellano e inglés. 

Su participación en el 'talent' le había decepcionado y no se le había vuelto a pasar por la cabeza concursar musicalmente. Sin embargo, una noche de domingo, durante una cena familiar, en casa de sus padres, su hermana Luisa comentó durante la sobremesa que la RTP le había ofrecido participar como compositora en el regreso del Festival da Canção tras el paréntesis del año pasado de la televisión pública para replantearse el formato. Medio broma, medio en serio, le propuso a su hermano que fuera él quien la interpretase. Y Salvador aceptó. 

Y la talentosa Luisa Sobral (Lisboa, 1987), tercera en el Ídolos de 2003 con solo 16 años, graduada por la Berklee College of Music de Boston en 2009, top3 en las listas portuguesas en 2011 con su primer álbum "The cherry on my cake", que cantó en el prestigioso programa de Jools Holland, grabó un dueto con Alejandro Sanz y logró el reconocimiento de la crítica estadounidense con su último trabajo llamado "Luísa", le regaló "Amar pelos dois".

Salvador y Luísa (c) impala.pt
Cuando la RTP hizo pública la identidad de los 16 compositores y los artistas elegidos por estos para presentar sus temas, los Sobral pasaron completamente desapercibidos. Nadie contaba con ellos ante nombres más mediáticos, populares y comerciales. 

Salvador participó en la primera de las dos semifinales y recibió la máxima puntuación del jurado y el tercer puesto del público. Su interpretación había llamado la atención de tal manera que al día siguiente no se hablaba de la más votada de la noche, la operística y festivalera "Nova Gloria" con la ganadora de X Factor Kika Cardoso, sino de los gestos, la ropa y la singular actuación de Salvador Sobral.



En Portugal, en las redes sociales, se le atacaba sin piedad por su aspecto "sucio", sus ademanes "estrambóticos" y su ropa "de difunto". Inmediatamente su representante aclaró, para justificarle, que tenía ciertos problemas de salud, unas hernias umbilicales, y que requeriría cirugía inmediata pero que no afectaría su participación en el Festival da Canção. Salvador observaba divertido todo lo que se comentaba mientras su actuación en youtube comenzaba a acumular visitas, también de fuera de Portugal. Nacía el fenómeno Salvador Sobral. 

Ni siquiera la segunda semifinal consiguió apaciguar el interés de porqué cantaba y porqué vestía así. El resto de Europa se deshacía en elogios hacia el tema, los críticos musicales alababan la propuesta y los eurofans portugueses asistían atónitos a un fenómeno nunca visto: una canción que a ellos no les gustaba nada y a los europeos sí. Había otras propuestas, incluso en ¡inglés! por primera vez en 61 años, pero nadie hablaba de ellas, solo se hablaba de Salvador Sobral.

Llegó la final,  el 5 de marzo, y Salvador volvió a deslumbrar, siendo aplaudido desde la primera nota. El jurado volvió a caer rendido a sus pies y el público fue esta vez más generoso al darle la segunda mejor puntuación por detrás de la favorita Kika Cardoso y su pretencioso conjunto "Viva la Diva".


Y el fenómeno Sobral comenzó a tejer los mimbres de mito. ¿Quién era? ¿qué le pasaba realmente? ¿porqué cantaba así? se preguntaban nuestros vecinos. La prensa sensacionalista contaba que sus problemas de salud eran mucho más graves que unas hernias, incluso especulando con que necesitaba un transplante urgente de corazón.  Los Sobral, cuyo único propósito era divertirse, mantuvieron su actitud durante el reprise de la canción, ya ganadora y representante de Portugal en Kiev 2017.

"Amar pelos dois" es una canción de desamor, íntegramente en portugués, de alguien perdidamente enamorado sin ser correspondido y que busca desesperadamente la atención de su amor. Influenciada por el cancionero tradicional norteamericano, tiene rasgos jazz y de bossa nova brasileña, que armónica y melódicamente son el sello inconfundible de Luisa Sobral. 

Se o teu coração não quiser ceder /si tu corazón no quiere ceder
Não sentir paixão, não quiser sofrer /no sentir pasión, no querer sufrir
Sem fazer planos do que virá depois /sin hacer planes de lo que vendrá después
O meu coração pode amar pelos dois /mi corazón puede amar por los dos

La triste trayectoria de Portugal se resume en 47 participaciones y un sexto lugar, en 1996, como mejor puesto gracias a la pizpireta Lúcia Moniz, su recordado "cavaquinho" y los 96 puntos que logró. Datos que no han sido superados por ningún otro representante luso a pesar de que grandes nombres de la música como Simone de Oliveira, Carlos Paião, Dulce Pontes, Anabela, Sara Tavares, Jose Cid o Carlos do Carmo participaron con canciones de indudable calidad. Pero es que solo en ocho ocasiones han terminado entre los 10 primeros y para apuntalar tan dramático recorrido eurovisivo basta recordar desde 2010 no logran pasar de semifinales.

Por eso que "Amar pelos dois" haya situado a Portugal en el top5 de las casas de apuestas - algo inédito en los 61 años de Eurovisión para el país vecino - abriendo la puerta a un posible mejor resultado histórico ha provocado que el fenómeno Salvador Sobral haya creado una expectación inusitada de Faro a Valença do Minho. 

De momento, Sobral tendrá que cantar en el noveno puesto de la primera semifinal, el martes 9 de mayo, rodeado de otros favoritos como Suecia, Australia o Bélgica. Eso sí, será la única de las 18 canciones de esa semifinal que no estará cantada en inglés. España, Bélgica e Islandia serán sus principales aliados en la votación de esta semi ya que han sido fieles votantes de Portugal a lo largo de su historia. Quizás Italia, con la que desde su regreso Portugal no ha coincidido todavía en una final, también se una a la ilusión por Sobral. 

En cualquier caso Portugal ha renacido para el Festival y el Festival ha renacido en Portugal con una insólita revelación basada en la sencillez y autenticidad de un genio llamado Salvador Sobral y una maravilla musical titulada "Amar pelos dois". Lisboa nunca ha estado tan cerca de organizar un Festival. 

Valoración:

Canción: Muy buena
Interpretación: Muy buena
Sorteo: En contra
Estadísticas: En contra
Apuestas: A favor
Posibilidades: 90%

No hay comentarios:

Publicar un comentario